titulo
talpa
Descubrimiento

En México se conocen cuatro poblaciones de arce azucarero además de la de Talpa de Allende. Se localizan en los estados de Tamaulipas, Jalisco (Sierra de Manantlán), Guerrero y Chiapas. Sin embargo, es en Talpa de Allende donde la composición florística, riqueza de árboles y características estructurales del bosque es distintiva y más elevada en comparación al resto de los sitios en donde crece en México.

El bosque mesófilo con arce de Talpa de Allende es único no solamente porque contiene un número elevado de especies y de plantas en peligro de extinción a nivel regional o nacional. Además, es único porque tiene similitudes importantes en composición florística con bosques templados de China y es tan diverso en árboles como algunos bosques de composición ancestral del este de Asia (Vargas-Rodriguez 2005). La similitud en riqueza de especies encontrada en Talpa de Allende es de reconocerse, ya que, por lo general, los bosques de Norteamérica contienen menos especies que los del este de Asia. En Asia, la riqueza de especies es mayor, el doble. Estas diferencias en diversidad entre continentes se pueden explicar como el resultado de la extrema heterogeneidad fisiográfica del este de Asia y a diferencias en clima. Pocos bosques mesófilos en México están tan estrechamente relacionados con los bosques primitivos del este de Asia, y es precisamente, el bosque mesófilo de Talpa de Allende que contiene el arce, uno de ellos (Vargas-Rodriguez et al. 2010).

El origen de las similitudes en composición a nivel de género datan del periodo Terciario, cuando muchos elementos del bosque del este de Asia migraron a Norteamérica. La migración permitió una amplia distribución y desarrollo de estos bosques en América. Los cambios climáticos posteriores, a finales del Plioceno y durante el Pleistoceno y Holoceno provocaron cambios mayores en la distribución de las especies, determinando su distribución actual.

El arce azucarero esta incluido en la Norma Oficial Mexicana de especies en peligro debido a si distribución fragmentada a través del país y la densidad baja de tallos en las poblaciones conocidas. La densidad de los árboles del bosque mesófilo de Talpa de Allende esta estrechamente relacionada con la humedad del suelo y nutrimentos. La densidad de árboles de arce es afectada con la humedad del suelo (Vargas-Rodriguez et al. 2004 [2005]). Entonces, se puede esperar menor establecimiento de nuevos árboles de arce en condiciones de menor humedad. Conforme a recorridos hechos el mes de junio de 2005 y octubre de 2011 en la cañada del arce, se observó una notable disminución en el volumen de agua que llevan los arroyos de la zona. De continuar este patrón, se estaría poniendo en riesgo la persistencia del arce en Talpa de Allende.

Dra. Yalma Vargas-Rodriguez, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología & Universidad de Guadalajara - CUCostaSur